Sintoniza en directo la Beatificación de Lolo

Sintoniza en directo la Beatificación de Lolo
PRÓXIMO SÁBADO DÍA 12 DE JUNIO 19:30 horas

Tiempo Ordinario

Tiempo Ordinario
El Tiempo Ordinario tiene su gracia particular que hay que pedir a Dios y buscarla con toda la ilusión de nuestra vida: así como en este Tiempo Ordinario vemos a un Cristo ya maduro, responsable ante la misión que le encomendó su Padre, le vemos crecer en edad, sabiduría y gracia delante de Dios su Padre y de los hombres, le vemos ir y venir, desvivirse por cumplir la Voluntad de su Padre, brindarse a los hombres…así también nosotros en el Tiempo Ordinario debemos buscar crecer y madurar nuestra fe.

Visita tambien...

Pascua

Pascua

“Alegraos” (Mt 28,9)

La alegría es la señal de Jesús resucitado. La alegría es la señal de todas las comunidades de Jesús. Donde hay alegría ahí está Jesús. Alégrate. Tu alegría puede ser el sendero que lleve a muchos a encontrar a Jesús.

Tú alegras mi corazón. Canto y toco para ti, Jesús resucitado.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

GUION - Misa por la Paz


1.- Orientación de la celebración
Hermanos y hermanas: ¿Quién no anhela la paz? Sin embargo vivimos en un mundo sin paz. La guerra, la violencia, el terrorismo son fruto del egoísmo, de la maldad de los hombres. El mismo origen tiene la codicia, la envidia, la injusticia, la indiferencia... causas de discordias, peleas, resentimientos...
Hoy queremos pedirle a Jesús, Príncipe de la paz (Is 9, 5-6), el don de la paz para el mundo, para nuestra sociedad, para nuestras familias, y, en especial, para nosotros mismos... porque no puede haber paz a nuestro alrededor si no hay paz en nuestro corazón.
Con confianza porque Jesús quiere darnos su paz, nos ponemos de pie, recibimos al padre que presidirá nuestra eucaristía, y uniendo nuestros corazones y nuestras voces, cantamos.

2.- Liturgia de la Palabra
Primer lectura (Is 52, 7-10): La palabra de Dios alienta nuestra esperanza mostrando que el Señor camina junto a su pueblo.

Salmo (Sal 85,9ab y 10-14): Como un eco de este mensaje el salmo expresa la decidida opción de Dios por la justicia y la paz. Participamos de esta oración, aclamando: Da la paz, Señor, a los que esperan en ti.

Segunda lectura (Col. 3, 12-15): ¿Cuáles son las actitudes que conducen a vivir en paz? Nos lo enseña san Pablo.


Evangelio (Mt 5, 38-48): Escuchemos los consejos que Jesús da acerca de las "relaciones humanas".

3.- Oración de los fieles
A cada intención, pedimos:
Hacenos instrumentos de tu paz.
-Para que los cristianos gocen de paz en los países en que son minoría y, con frecuencia, perseguidos. Oremos.
- Para que cesen las guerras y los conflictos entre pueblos y naciones, y las tiranías que se ejercen sobre muchos ciudadanos. Oremos.
-Para que las personas destruidas por el odio, el rencor, el resentimiento, la codicia, la indiferencia se superen y alcancen la paz. Oremos.
- Para que todos nosotros evitemos las discordias y seamos constructores de la paz. Oremos.

4.- Presentación de las ofrendas
Después de alimentarnos con la palabra de Dios preparamos la mesa de la eucaristía. Junto al pan y el vino presentemos nuestro firme propósito de trabajar por la paz.

5.- Prefacio (P E sobre la reconciliación II)
Jesús ha llamado felices a los que trabajan por la paz. Por eso, levantemos el corazón y demos gracias al Señor, nuestro Dios porque su Espíritu mueve los corazones para que las luchas se apacigüen y crezca el deseo de la paz.

6.- Comunión
Hermanos: El Príncipe de la paz viene a fortalecer nuestros esfuerzos por sembrar la paz. Con alegría, marchemos a recibir el Pan de Vida.


7.- Canto final
Queridos amigos: Cristo es nuestra paz. Unidos a él volvamos a la vida diaria a construir la paz. Nos retiramos, cantando.

Nuestra celebración

Ambientación y recursos

Preparar un boceto con la leyenda: Donde hay fe hay amor. Donde hay amor hay paz. Donde hay paz está Dios. Donde está Dios no falta nada.
Cirio pascual, adornado con flores y cintas blancas.
Ramos de olivo.

Acto penitencial
Invitar a que, libremente, los que deseen, expresen algunas ocasiones, actitudes, comportamientos con los cuales han lastimado la armonía y la paz.
Todos responden o cantan: Señor, ten piedad.

Credo
Rezar el Credo por la paz (Anexo II).

Gesto de paz
Este gesto "habitual" hoy debe ser resaltado. El celebrante puede introducirlo así:
La Iglesia nos invita a darnos la paz antes de recibir la Sagrada Comunión. Desafortunadamente este hermoso sím-
bolo de perdón, de reconciliación y de paz, puede convertirse en un gesto rutinario.
Expresemos, desde el corazón, nuestra voluntad de perdonar a todos los que nos han ofendido y el deseo de ser sembradores de paz y alegría a nuestro alrededor.
Démosle hoy un pleno sentido, repitiendo las palabras con que Cristo resucitado saludaba a sus apóstoles:  
La paz sea contigo.

Silencio de Adoración (después de la comunión). Rezar la Oración de san Francisco.
Escrito por el equipo de redaccion de "El Domingo"
Publicado por MauroF